6 de julio de 2009

Borgania (III): Asentamientos Importantes II

CIUDAD ESPEJO
En el centro del lago Buwat, sobre un peñasco no demasiado grande, se alza el último asentamiento de Borgania. Ciudad Espejo es un asentamiento más bien pequeño, en el que unas cuantas familias de pescadores tratan de subsistir. Sin embargo, la localidad está marcada por la extraña historia de la familia gobernante, los Fowling. De descendencia tremendamente humilde, los antepasados de la casa eran una de las familias más pobres del lago, apenas dueños de una lastimera cabaña y un triste bote de pesca. Sin embargo, en pocos años, el poder de la familia creció enormemente, llegando a alcanzar el título de casa y el gobierno de la región. Pese a que todo son meras leyendas, los pescadores cuentan que uno de sus viejos antepasados encontró un enorme tesoro en algún lugar del lago, conformado por tal cantidad de riquezas que algunos aseguran que podrían discutirle el trono al mismísimo Andornost.

“EL PUENTE”
Como punto de conexión entre las dos ciudades más importantes del reino, la seguridad de las naves que remonten el río Írean es de importancia capital. Sin embargo, la presencia del Bosque del Caminante entre ambas, hace que la presencia de asaltadores, piratas o bandidos, sea mucho más que probable. Así pues, a lo largo del río se levantaron una serie de fortificaciones no demasiado grandes que controlaran y protegieran el tránsito naval. De ellas, "El Puente" es la más grande e importante de todas. Compuesta por un gran puente de piedra que cruza el río y una fortificación en cada orilla, al rededor del punto de control se ha levantado toda una comunidad de agricultores, recolectores, cazadores y mercaderes que esperan todo lo que las grandes naves que remontan el río significan.

PUERTO KOLRIN
Situada en la vertiente lándica del cabo Zarakel, frente a las colinas pardas y la aldea de Woth, la isla de Kolrin contiene uno de los asentamientos más antiguos del reino. Fundada como enclave pirata, la ciudad sufrió a lo largo del tiempo una rápida evolución, pasando a jugar primero un importante papel como aliada de la capital, y acabando siendo un enclave semi-independiente gobernado por un consejo formado por ricos y comerciantes . Hoy en día, el consejo a pasado a mejor vida, y las decisiones importantes son tomadas por un descendiente de las primeras estirpes piratas, los Veredich, cuya máxima preocupación es dejar huella en la ciudad mediante la construcción de un gigantesco faro. Destacar además, que como gesto de lealtad y sometimiento a la corona, el segundo hijo de cada generación de la familia Veredich, está obligado a servir personalmente al rey; interpretando el papel de justicia personal.

WOTH
Lo que comenzó siendo una humilde aldea minera de las Colinas Pardas, acabó convirtiéndose en un lugar de peregrinaje adorado por todos aquellos que siguen a Shat'ar. Cuenta las historias, que en una tormentosa noche de invierno, un minero quedo atrapado en una sima cercana a la mina cuando trataba de regresar a casa. El frío era terrible, y la consistencia del suelo no hacía suponer que las paredes aguantaran mucho tiempo en pie. Sin embargo, y cuando el minero se daba por muerto, un fugaz destello de luz le sorprendió, y una voz grave y señorial se dirigió a él diciendo que no se preocupara, que tuviera fe en el Señor de la Luz y cerrara los ojos. Cuando despertara se encontraría en su hogar. Pese a que muchos lo acusaban de bebedor habitual, el rumor del milagro corrió como la pólvora, y en poco tiempo eran muchos los que viajaban hasta el lugar para adorarlo. Con el tiempo, la devoción se intensificaría, y la adoración a Shat'ar se convertiría en una religión. Hoy en día, la mina se encuentra cerrada, y la aldea de Woth es un lugar sagrado. Además, el poder y la riqueza de la familia del minero aumentaron muchísimo. Su descendiente Darod Tsinguer, es hoy el máximo mandatario de la Iglesia de la Luz.

“LOS GRILLETES”
Situada al pie de los Montes Curvos, bajo una enorme grieta en la roca, la prisión de los Grilletes alberga una ingente cantidad de bandidos, asesinos y ladrones capturados por todo el reino, a los cuales hay que unir las recientes secciones destinadas a los traidores herejes del Señor de la Luz. Mientras sus partes más sencillas y modernas están construidas del modo tradicional, las celdas más antiguas y seguras se incrustan en el interior de la montaña, de donde los presos más peligrosos tienen prácticamente imposible escapar. Además, con el paso del tiempo a pasado a formar el núcleo de una comunidad tan próspera como peculiar.

"LOS TRILLIZOS"
Construidas como frontera artificial entre el reino de Borgania y los desiertos del sur, tres fortalezas hermanas se levantan entre las decenas de pequeñas fortificaciones que componen la última línea de defensa en la cruzada de Andornost. Cada una de ellas, es el núcleo de una peculiar comunidad social bajo el mando de uno de los hijos menores del Rey: Beregan, Farnost y Andros.

MURU BAZAK
Desde que fueran explorados por la comunidad Darik que cruzara el estrecho, los Montes Curvos han sido una enorme fuente de negocios y riqueza gracias a las abundantes vetas de plata y hierro que contienen. Al principio, los mismos Darik que fundaron las minas, establecieron sus hogares bajo la montaña, tejiendo una serie de considerables laberintos en los que túneles de extracción de mineral y cámaras habitadas se entremezclaban bajo la roca, formando el que sería el hogar de los Darik del sur. Sin embargo, el paso del tiempo y la aparición de Shat'ar inició una brutal persecución sobre el pueblo de la roca, que produjo un progresivo abandono de las minas. Hoy en día, se ha convertido en un campo de concentración en el que los presos de la guerra cultural hacen de mineros esclavos, extraiendo el mineral que enriquece al reino. El pueblo Darik la conoce como Muru Bazak; la Mina de los Esclavos.

ZERIK-UKUR
Cuando la guerra contra Ûnrûl acabó, la mayor parte de los que luchaban del lado de la calavera se vieron obligados a vivir en el exilio. Muchos partieron por mar, regresando a las tierras de donde venían o buscando unas nuevas, y otros, algunos de los cuales ya habitaban en Neabarond antes del conflicto, se adentraron en las profundidades de los bosques y montañas, apartándose de la civilización y fundando sus propias comunidades independientes. Son conocidos por los Colonos como los Urkitas. Al sur de la bahía de Made, los exiliados encontraron en los Montes Curvos la protección perfecta. Sobre todo cuando al adentrarse más allá del reino Darik descubrieron los ruinosos restos de una antigua civilización en los que podían asentarse sin que les molestaran. Un lugar oscuro y siniestro. Un lugar al que el pueblo de la roca bautizo como Zerik-Ukur; el Valle de la Sombra.

Además, existen una serie de ciudades menos importantes a lo largo del país, las cuales serán descritas en este u otros artículos más adelante.