4 de diciembre de 2012

Crónica fallida...


Pues bien, lamentando enormemente no haber llegado a la convocatoria del concurso de crónicas del día de la Marca, cuelgo aquí la primera parte de las tres que tenía pensadas escribir para el mismo. Queriendo darle un formato algo "diferente", tampoco digo original, oigan, me propuse escribir en forma de diario personal de uno de los miembros del grupo, redactado al final de cada uno de los días que duró la sesión de aquél 24 de noviembre... Pero lamentáblemente, un montón de quehaceres no relacionados y que no vienen al caso, me impidieron pasar de la primera... En fin, una vez escrita, la comparto aquí con todo aquél que quiera leerla... Espero que guste!


24 de Noviembre del año 351 E.E.

Es otoño ahí fuera. 24 de noviembre si las cuentas no me fallan. Día de la Marca. Casi puedo escuchar a los zagales corretear por las calles de Robleda. A sus padres recriminándoles que llegan tarde a la ofrenda de la mañana. Cientos de personas marchando hacia la orilla del río, dispuestos a conmemorar la catástrofe que sufrió la ciudad largo tiempo ha, cuando imbuídas por los Dioses las aguas del Arroyosauce se desbordaron dejando la localidad en ruinas. Mucho tiempo ha pasado ya de aquello, y lo que comenzó como un ritual cargado de miedo y plegarias a los Dioses, deseando que nada de aquello volviera a repetirse, ha terminado convirtiéndose en una de las mayores celebraciones de la capital de la Marca del Este. Grandes fiestas, exóticos mercadillos venidos de allende, fastuosos regalos, niños jugando por doquier...

Pero nada de eso importa aquí abajo. A cientos de metros bajo tierra, con toneladas de roca sobre nuestras cabezas, únicamente sobrevivir nos empuja a seguir adelante. Hace tan solo dos días que nos adentramos en esta pérfida tumba y a veces siento que han pasado meses desde la última vez que sentimos la calidez de la luz del sol. Humedad, olores nauseabundos y putrefacción, nauseas constantes, criaturas que ninguno de nosotros hubiera osado siquiera soñar que existían... Y oscuridad. La más profunda y odiosa oscuridad. Es sin ninguna duda lo peor de estar en este pozo demoníaco y mortal. No tener la certeza de cuan lejos queda la siguiente puerta o el siguiente giro. Desconocer que o quienes nos observan sin que podamos siquiera sentirlos. Tantear cada milímetro del terreno con la continua sospecha de que cada paso puede ser el último. Y es que este pozo parece no tener fin. Hendidos en la tierra como estamos, a cientos y cientos de metros de la superficie, todavía encontramos abismos que parecen no tener fondo. Lugares tan oscuros que convierten la nula visibilidad del resto de la cripta en un intenso y luminoso día de verano...

Y pese a todo seguimos adentrándonos en la tierra. Pues si nuestras noticias son ciertas, y por los crípticos y grabados de las paredes que nos rodean así lo parece, estamos en la tumba del mismísimo Alestor. Fundador de la Órden. Creador del Disco. Y quien sabe si lugar de descanso de tan poderoso artefacto...

Escribo estas líneas en el primer y único descanso que hemos tenido desde que cruzamos las puertas de la cripta. Ya sabemos que no estamos solos, pues hace tan solo unas horas fuimos emboscados por un gigantesco ogro que pretendía matarnos y almacenarnos, pudiendo así devorárnos uno a uno cuando se le antojara. Por suerte, marcho con una compañía más que preparada para este tipo de infortunios que los Dioses se empeñan en poner en el camino.

Aun con todo, sigo sin comprender sus motivaciones. Sabiendo donde nos encontramos, conociendo lo mítico de este santuario y lo legendario del suelo que pisan, siguen prefiriendo saquear el cadáver de un gigantesco y maloliente ogro a tan siquiera imaginar lo que les depara en la historia si conseguimos encontrar el Disco. Cuan primitivos e impíos son.

Valion les asista y libere de tan magna codicia.


Milgram, Clérigo de Valion


PD: Para aquél que siga nuestra crónica "habitual" (estoy pensando en el amigo Kokuro Enzo XD, del fantástico blog "Aker Codicem"), nada de preocuparse, intentaremos tener la correspondiente crónica (incluído este fragmento aquí narrado) en pocos días!!



1 comentario:

Kokuro Enzo dijo...

:) Guay, guay, la estoy esperando (véase la cara del señor Burns tocandose las puntas de los dedos)

Te ha quedado muy bien el efecto diario. Creo que es de las mejores formas de llevar un actual play narrativo, yo mismo empecé así con la cronica de Dracs que abrió Aker XP

A ver si consigo un grupo majete también para poder hacer una crónica larga... que tengo ganas